¿Cómo cambiar los latiguillos?

La fontanería es una rama muy extensa, es por ello que hay muchas tareas a llevar a cabo. Uno de los principales y más básicos es como cambiar los latiguillos de una cisterna o grifo, por ejemplo. Por ello explicaremos que funcionalidad tienen estos objetos para que lo entiendas como un profesional de fontaneros Salamanca.

Siempre resulta muy útil saber cómo cambiar los latiguillos de la cisterna o grifo, ya que a veces son partes que pueden dar bastantes problemas. Además, la mala instalación de estos latiguillos puede dar muchos problemas a la larga, ya que siempre puede haber problemas desagradables.

¿Qué son los latiguillos?

Cuando hablamos de latiguillos hablamos de los tubos flexibles cuya función es realizar la conexión entre las distintas tomas de agua distadas en la pared. Estos aparatos se deben de nutrir de agua para poder funcionar, por ello es básico entenderlo.

Aunque es imprescindible esta parte de la cisterna o grifo, muchos la desconocemos, es por ello que conviene saber cómo cambiar los latiguillos, que te ayudará en muchas ocasiones cuando tengas un problema de fontanería.

Aunque los latiguillos son resistentes no son inmunes, es por ello que siempre pueden presentar fugas de agua o roturas en el flexo. Por ello siempre conviene sustituirlos rápidamente para que sigan funcionando como es debido sin pérdidas de agua.

Cómo cambiar latiguillos: paso a paso

Explicaremos paso a paso como cambiar el latiguillo de la cisterna o grifo, que es una parte fundamental de la fontanería en la vivienda, por ello solo necesitaras alguna herramienta muy conocida para hacerlo con mayor rapidez.

  • Primero hay que cerrar el suministro del agua.
  • Con una llave inglesa realizar la desconexión y retirada de latiguillos preexistentes.
  • Desmontar los grifos o piezas que sean necesarias.
  • Poner los nuevos latiguillos que se van a instalar, siempre nuevos y de la medida correcta.
  • Insertar el macho en el cuerpo del grifo, enroscando con la mano hasta que quede prieto.
  • Cuando hayas situado bien el latiguillo colócalo con fuerza para que quede sujeto.
  • Reestablece el suministro de agua y comprueba que funciona correctamente.

La importancia de la calidad de los latiguillos

Como ves no es nada difícil cambiar los latiguillos, por ello siempre puedes aprovechar para comprar unos buenos latiguillos que duren bastante tiempo. Los latiguillos de calidad te van a dar mejor resultado a la larga, es por ello que siempre aconsejamos que ofrezcan la seguridad requerida para las instalaciones de fontanería.

Un proceso muy sencillo que puedes realizar en poco tiempo, por estas razones siempre aconsejamos que realices en todo momento estos cambios. La seguridad en la fontanería de la vivienda es mucho más sencilla si la entiendes, por ello el mantenimiento es tan importante.